David Cerdá

Soy economista y doctor en filosofía; consultor en gestión, innovación y personas, conferenciante y profesor en escuelas de negocio. Escribo (con Ética para valientes, 2022, serán siete 'hijos') y traduzco (más de una veintena de títulos: Shakespeare, Rilke, Deneen, Furedi, Tocqueville, Stevenson, Lewis, Ahmari y McIntyre entre otros). Más información en www.dcerda.com

La autoridad y sus falacias

El sustantivo 'auctoritas' proviene del verbo 'augere', que significa «aumentar», y eso es lo que la vida buena nos pide, que dejemos este lugar con un 'stock' superior de bien al que encontramos

Sin agallas

Como el mundo no es un parque de atracciones, y está lleno de miserables sumamente peligrosos, la valentía sigue siendo la madre de todas las virtudes

Emoción y sentimiento

Nuestros sentimientos, como nuestros pensamientos, son en su mayor parte conscientes y voluntarios. Las emociones son hechos, y nuestra voluntad apenas interviene en ellas

Amor libre

Sólo pueden 'decidir' atarse las personas íntegramente libres, que ejercen su libertad positiva para completarse. Si el amor es paradójico es porque conjuga plenitud individual y rendición, un acto de afirmación personal junto a otro de entrega

Honrar la propia pasión

Amamos aquello a lo que nos entregamos, antes que viceversa, y apasionarse con lo que por hache o por be se hace es mucho mejor proyecto que lo de autorrealizarse

Elogio de la irrelevancia

El culto a la influencia mediática no es más que la última etapa del individualismo expresivo. La cosa empezó en el Romanticismo, y en la Posmodernidad la avidez y la desmesura campan a sus anchas
7 ARTÍCULOS

LO ÚLTIMO