CULTURA

El fabricante de sueños

La clave está en elaborar un sentido trascendente y trascendental de la propia vida humana, pues las desgracias son, muchas veces, necesarias para reencontrarte con aquello que es verdaderamente valioso en la vida

Bebidos, pero sólo un poco

Desde siempre, el hombre ha tratado de encontrar métodos para incrementar su coraje, bien fuese para acercarse a la chica que está enfrente, acodada en la barra, o para coger el fusil y apretar un gatillo

Lo que no se ve

Existe en el cine actual una propensión a mostrárnoslo todo, a la sobreexposición, a contarnos más de lo necesario y a exhibirnos explícitamente determinadas situaciones

Lo que quiero en mi vida

Y entonces pensé «que le den a Cary Grant» —Dios me perdone—, que nada de ‘En el estanque dorado’, que a veces tengo que salirme de las películas, que hay vida fuera, que se puede conseguir y que aún hay esperanza

El cine como paraíso

Uno comienza a vivir de verdad cuando se desvive. Uno comienza a disfrutar, a valorar, a querer y a comprender la vida cuando empieza a perderla porque algo o alguien se la está absorbiendo con pasión, con amor

A propósito de Poirot

Iré a verla recordando aquellos veranos en Galicia, el olor de aquel Talbot, la sensación de mis manos resecas por el salitre y pensando en lo mucho que quiero a mi madre, a quien tantas cosas debo sin darme cuenta

El primer mes

Viene bien de vez en cuando ponerse a distancia del cuadro y examinar con mirada justa y misericordiosa —por algo estamos hechos a su semejanza— qué hay que corregir y, sobre todo, qué cosas pueden potenciarse

Peliculeros

Esto de las películas es un poco buscarse en la pantalla. Yo dedico gran parte de mi reducida capacidad de concentración a identificarme con uno u otro personaje, porque, posiblemente de forma prematura, me he dado cuenta de que lo que estoy viendo puede sentirse y, es más, puede llegar ocurrir en la realidad

Fundido en negro

Me gusta que las cosas terminen bien, aunque sea en la tristeza de no volverse a ver. Pienso en Humphrey e Ingrid en Casablanca, o en Gregory y Audrey en Vacaciones en Roma. Porque hay tristezas que son felices y hay amores que nunca se van a poder vivir pero que, quizá gracias a eso, tampoco se van a acabar

25 años, Miguel Ángel

Frente a la «socialización del sufrimiento», comenzó a forjarse algo mucho más fuerte, el «Espíritu de Ermua», un sentimiento social multitudinario de rechazo hacia el terrorismo y de solidaridad con las víctimas

Leer de cine

Aunque creo que cada uno tiene que seguir sus propios pasos, pienso que para hacer buena biblioteca lo fundamental es ser selectivo, conocerse a uno mismo y mimarse mucho, porque no hay mejor forma de quererse que con los libros