SELECCIÓN

Demasiado resucitado

Una señora zanjó el asunto con una frase redonda: «Lo veo demasiado resucitado». Así es. Y el que quiera entender, que entienda

Fuerza y valor

No será el Lexantin el que nos saque del pozo, sino la vida grande y, por encima de todo, la gallardía

La educación anacrónica

Tardamos centenares de miles de años en desarrollar la escritura y la lectura, pero cada vez hay más gente que apenas lee y a la que le cuesta escribir

Pompa y circunstancia

Que el síndrome de mayordomo de Downton Abbey no nos haga olvidar que históricamente esa monarquía ha representado nuestra némesis y la de medio mundo

Los ‘normies’ frente a Sauron

Especiales del mundo, desengañaos; estáis siendo estafados. Levantad la cabeza y comprobad que los mercachifles que alaban vuestra especialidad sólo os están segmentando

Mañana en la batalla

Es porque «nadie tiene la verdad absoluta» o por esa obsesión de tender puentes, aunque sea sobre una base mal cimentada, por lo que el pensamiento centrista se somete a las reglas de un adversario que lo desprecia

Bienaventurados los insolventes

La posmodernidad (y su codicioso compadre: el totalitarismo de mercado) quiere gente sin deudas, es decir, gente esclava

El hilo irrompible

Llamamos muchas veces libertad a una decrépita mezcla de «bienestar», «autocuidado» y «autenticidad»: a haber entregado, orgullosos, nuestra alma al diablo

La autoridad y sus falacias

El sustantivo 'auctoritas' proviene del verbo 'augere', que significa «aumentar», y eso es lo que la vida buena nos pide, que dejemos este lugar con un 'stock' superior de bien al que encontramos

Sin agallas

Como el mundo no es un parque de atracciones, y está lleno de miserables sumamente peligrosos, la valentía sigue siendo la madre de todas las virtudes

Emoción y sentimiento

Nuestros sentimientos, como nuestros pensamientos, son en su mayor parte conscientes y voluntarios. Las emociones son hechos, y nuestra voluntad apenas interviene en ellas