VIDA

La OMS o cómo deshacerse de todos

Las directrices de la Organización Mundial de la Salud sobre los llamados «derechos reproductivos» para, entre otros asuntos, frenar la objeción de conciencia ante el aborto

Las flores del árbol de la vida

La Corte Suprema de los Estados Unidos ha concluido que no existe un derecho al aborto en la Constitución y nos ha demostrado que las leyes pueden cambiar a mejor

Dos décadas de eutanasia en Bélgica y Países Bajos: cuesta abajo y sin frenos

Veinte años son más que suficientes para transformar una cultura de la vida en una cultura de la muerte, en la que la dignidad de las personas depende de su estado físico

El origen globalista del aborto

Los promotores del aborto, que se declaran enemigos de cualquier forma de imposición y colonialismo, son simples empleados de las burocracias transnacionales

Matar a un hijo no es un derecho

La supuesta represión de nuestras antepasadas ha alimentado la necesidad de deshacerse de todo lo que no huela a modernidad y progresismo, tachando de rancio y fascista al que piense que matar es matar

Un hijo nuevo

Le pedimos a Gavin Newsom que se adentre en un santuario que es refugio; que cambie el mármol impoluto por el mármol milenario, los guantes de látex por la mano anciana del monje, la bata por el hábito

Un espermatozoide

El padre no tiene al bebé dentro. Bien, ¿y? ¿Acaso es menos hijo por no poder gestarle por caprichos de la naturaleza? ¿Tiene menos derecho a decidir si quiere que su hijo pueda llegar a ver el mundo fuera del vientre de su madre?

Querida futura mamá

El Día Mundial del Síndrome de Down es una buena ocasión para recordar que los derechos humanos se aplican a todos, independientemente de su condición mental o física

Estimado Jordi

Contigo entiendo que la fe mueve montañas; tu humildad, la asunción de tu vulnerabilidad, nos impulsa a caminar y a seguir hacia delante

La subversión de la vida

Por mucho que determinemos legalmente que el no nato es sujeto de derecho a partir de la semana que sea, inequívocamente, en la concepción se origina la sustancia de la vida: el ser

Rezar no es acosar

Criminalizar el rezo es, de manera directa, atacar la libertad religiosa de los ciudadanos y también la manifestación pública de sus creencias más íntimas