Ángela Cabrera

Estudié Derecho y Relaciones Internacionales. Dicen que soy alegre. Y yo no dejo de buscar la alegría.

Una Navidad para la contemplación

Ni todos los libros de espiritualidad ni de teología ni siquiera de vidas de santos —y mira que los hay buenos, os lo digo yo que tengo un máster en meapilismo— pueden sustituir la experiencia de adentrarse uno mismo en el Misterio

Lecciones inesperadas de ‘El amor en su lugar’

Cuatro enseñanzas de una película a la que llegué con pocas expectativas y que me dejó alegre y sorprendida

Pesimista, sí, ¡con esperanza!

El pesimista esperanzado sabe que jugar al juego de la vida merece toda pena y toda alegría

¡Bendita anarquía familiar!

Los hombres huyen de lo ordinario porque es precisamente lo que tiene la maravillosa capacidad de introducirlos en el mundo de lo inesperado, de lo no elegido, de lo que se escapa al control del que sueña con controlarlo todo.

Sobre la mirada

Hace ya más de un año que nos paseamos por la vida mostrando sólo media cara. Resulta sorprendente ver cómo nos hemos acostumbrado a ir por ahí disfrazados del fantasma de la ópera.

Encuentro y personalidad

Para poder entender qué es un verdadero encuentro tenemos que hacer frente a cierta confusión de nuestros días que no nos permite distinguir entre 'individualidad' y 'personalidad'
6 ARTÍCULOS

LO ÚLTIMO