La Iberia

En su primitiva versión impresa, La Iberia fue un periódico publicado en Madrid entre el 15 de junio de 1854 y el 14 de mayo de 1898. Medio siglo convulso de la historia de España que contó y contribuyó a definir.

Fundado por Pedro Calvo Asensio con el objetivo de editar un nuevo diario político de carácter liberal en España, su título se debe a la vieja aspiración de avanzar en la unidad ibérica, es decir la unión de España y Portugal.

La Iberia. Diario liberal de la mañana

Además de asuntos políticos, las páginas de La Iberia en papel incluían información cultural, literaria o científica. No era habitual en la época y esa temática le hacía distanciarse de otros periódicos de su tiempo. En la redacción colaboraron Concepción Arenal, Juan de la Rosa González, Patricio de la Escosura o Ángel Fernández de los Ríos, entre otros.

La época de mayor brillo de la versión impresa se desarrolló entre los años 1860 y 1863, con un equipo ya consolidado, corresponsalías internacionales en Londres y París y una actividad e influencia que llevaron a La Iberia a ser el diario líder y principal referente de la prensa política española.

El 1 de octubre de 1863, tras la muerte de Pedro Calvo Asensio, su gran amigo Práxedes Mateo Sagasta se convirtió en el nuevo director. Le compró a la viuda de Calvo Asensio las acciones para sumir la propiedad junto con José Abascal, que lo dirigió hasta junio de 1866, período en el que alcanzó su máxima difusión. En junio de 1866, la publicación quedó suspendida al marchar Sagasta al exilio.

Dos años después, el 2 de enero de 1868, reapareció bajo la cabecera La Nueva Iberia, con Hilario Fernández como editor responsable y Francisco Javier Moya Fernández como director.

El 14 de mayo de 1898 se imprimió el último número de La Nueva Iberia.